El sábado 29 de Octubre, integrantes de Socumo realizamos una visita cultural al pueblo de Alustante.

A los pies del Ayuntamiento nos esperaba Diego Sanz Martínez, nuestro guía, para mostrarnos la riqueza patrimonial de este pueblo de la Sesma de la Sierra.

Comenzamos la visita en la Biblioteca Municipal, situada en el antiguo Pósito Real (en donde se guardaban las herramientas municipales y las maderas de las barreras de la plaza) y que actualmente forma parte del Centro Social Polivalente.

1
A continuación nos dirigimos a la Iglesia de Sta María de la Asunción, en donde pudimos descubrir el Retablo Mayor, obra de final del XVI y dedicado a la Asunción de la Virgen. Diego nos explicó cosas curiosas del retablo,  el significado de algunas de las figuras que hay en él y nos descubrió el gran tesoro que esconde el Sagrario: una representación de la Santa Cena, de extraordinaria belleza.

3

Nos explicó también que la imagen de la Natividad es la única pieza que se conserva del mobiliario medieval, así como una Virgen románica procedente de Santa María de Cirujeda (S. XIII) y un Cristo de las Lluvias, probablemente de entre los siglos XV-XVI.

La escalera de caracol de subida al campanario fue todo un descubrimiento. Ascendimos por ella y desde lo alto de la torre  pudimos admirar unas impresionantes vistas del pueblo y alrededores.

5

6

Como el día acompañaba, dimos un bonito paseo hasta el molino restaurado, en donde Diego nos explicó el estado en que se lo habían encontrado y todo el proceso de restauración que habían llevado a cabo.

9

Alrededor de las 14:00 horas, y de vuelta al pueblo, nos encaminamos hacia el frontón cubierto, en donde pudimos degustar las deliciosas tapas elaboradas por varios establecimientos de la localidad y alrededores, todas ellas con un ingrediente común: las setas.

De regreso a los coches, dimos un agradable paseo por las calles de Alustante admirando la impresionante rejería de balcones y ventanas.

Para completar la jornada visitamos dos lugares sorprendentes: el Hoyón de Motos y el Hoyón de Ródenas. Se trata de Dolinas en forma de embudo con pendientes poco pronunciadas y formados por depósitos de calizas y margas de origen jurásico.

hoyon

hoyon-1

En todo el recorrido hasta llegar a los hoyones nos sorprendió la ausencia de monte alto, predominando, en este caso una gran extensión de sabinas rastreras.

Fue una jornada emocionante en la que pudimos disfrutar tanto cultural como geológicamente, sin olvidar el aspecto gastronómico,

12

Desde SOCUMO queremos agradecer a Diego su dedicación y ese amor a la Comarca que sabe transmitir a través de sus explicaciones.