El pasado día 23 de septiembre nos fuimos a Anguita, de la mano de Rafael Pascual « el cura de anguita».


Por la mañana visitamos un campamento romano llamado « La Cerca» de la época de Catón, el dolmen del «Portillo de las Cortes», cerca de Aguilar de Anguita, una alcantarilla o « puentecillo» (también romano) por la que cruzaba una calzada romana de una de las vías secundarias romanas Alcalà- Sagunto.
Regresamos al pueblo y visitamos un par de bonitas iglesias, muy bien restauradas y la Torre vigía árabe que está en lo más alto del pueblo.

Después, una riquísima paellita y ….vuelta al campo; hicimos un precioso paseo para poder visitar unos manantiales que Rafael y unos amigos han limpiado a conciencia para que se pueda ver brotar el agua, un espacio natural digno de verse.


Tuvimos un excelente guía y fue un día muy completo. Sol, buen tiempo y sobre todo, muy buena compañía.